Páginas vistas en total

lunes, 21 de febrero de 2011

Ingente ingesta

Cómo no sentirse solo, teniendo tanto que decir pero sabiendo que apenas hay oídos que quieran escucharlo, tantas trompas de Eustaquio aletargadas de manera consciente por la necesidad de la necedad de la inconsciencia. No quieren oír lo que ya saben, no quieren escuchar sus propios pensamientos y silencian los míos, obligándome a una masiva ingesta de amargos argumentos aderezados con una serie de logismos organizados con cierta armonía que no puedo sino excretar de este modo, por escatológico que pueda sonar... de ahí podemos extraer y se que esto a nadie le va a gustar (no se lo tomen a mal, es tan solo una reflexión), cual es en esto su "papel"

No hay comentarios:

Publicar un comentario