Páginas vistas en total

viernes, 30 de noviembre de 2012

Y allá me voy con mi mejor sonrisa :)
Un día te acuestas y te sientes normal. Al siguiente, tu mundo ha cambiado. Tu percepción, tu forma de ver, de sentir, tu manera de pensar. Te levantas, y nada tiene sentido. Te das cuenta de que tu vida es un automatismo, donde lo único que importa es comer, y vivir... vivir...¿vivir? Te mueves, te has levantado... pero no te sientes vivo...estás costumbrado a no sentir, solo dejar que el mundo te guíe y te diga cuales son las sensaciones que tú percibes. Pero todo es inconsciente. Y ese día tan señalado, esa mañana donde el sol no calienta, el viento sopla frío, y la gente a tu alrededor sigue sin verte... no existes, no eres nada en la historia de 7000000000 personas no tienes papel. Ese día, te das cuenta, de que en realidad... pese a la superpoblación... estás solo. Tienes un camino que seguir, está marcado...y si no lo sigues, sientes que deambulas, hasta que regresas a tu rutina. Ese día te levantas, y tras 23 años... te das cuenta de que el tiempo pasa, y pasa muy rápido, y que vuelve a ser viernes, y que otra vez, como cada semana, perderás 24 horas de tu vida, para que alguien se haga rico a tu costa... y las semanas pasan, y el tiempo no da segundas oportunidades, y todo lo que no has vivido, lo que te has perdido, ya no volverá.