Páginas vistas en total

domingo, 6 de marzo de 2011

Ciclo suicida

Franz Kolb, a él le debo esta pieza... o no. Para cualquier persona seguramente, pero el enrevesado de lizart tiene que complicarlo todo porque si no no es feliz. Touché... Ahí es donde veo el toque de sabor de esta secuencia de imágenes sin sentido al que llaman "vida". Verán, Franz Kolb, farmacéutico, "inventó" un material nuevo cuya finalidad era eliminar las dificultades que entrañaba la arcilla a la hora de  realizar con ella un proyecto artístico. Este material es el que llamamos con tanta familiaridad y de forma menospreciada "plastilina". Sin duda un gran "invento". El problema que le encuentro es, ¿hasta que punto se ha inventado algo nuevo? ¿acaso ha fabricado algo que no existiera ya? ¿es un creador? 

 Utilizo a Franz como pretexto porque esto llevo pensándolo desde que tengo recuerdos... él ha tomado materiales y los ha unido, ha hecho, o al menos eso semeja a simple vista un "algo" nuevo. Pero ¿cómo? ¿que ha sucedido con los materiales que había antes? mirando la tabla periódica leo las mismas letras que componían las materias principales en la nueva creación... Entonces, ¿ha creado? ... yo lo definiría como reordenado más bien. Y he aquí el pensamiento que me corroe: ¿cómo hemos reordenado la materia que compone la tierra para crear eso que denominamos "contaminación"? No hemos traído nada que no estuviera aquí ya, y aún así hemos conseguido "reorganizar" los materiales que componen la tierra, que no son otros que los que nos componen a nosotros, para volverlos contra su propia salud, y contra la nuestra por asociación. Esto es similar aunque duela admitirlo a lo que pasa con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida. (S.I.D.A) el cual se apropia de los agentes que se encargan de nuestro bienestar y los torna en su propio beneficio. Esto en principio no guarda maldad, el virus tan solo quiere reproducirse, existir, que es para lo que ha sido "creado"... pero al unirse esta con cualquier otra patología, el enfermo se ve indefenso,y en muchos casos, si no es por los avances médicos la muerte es un destino ineludible. 

El virus se suicida para sobrevivir. Como el hombre. Y contra la humanidad tampoco hay vacuna, pues...formamos parte de la propia materia de la que se compone la tierra, nosotros también estábamos aquí, no hemos salido de ningún sitio lejano a este que estamos reordenando, pero aún así me resulta extraño como nos relacionamos con nuestro entorno, entre nosotros, ¿qué es lo que esta reorganizado de manera contraproducente dentro de esta materia que nos hace hermanos?
O lo que es lo mismo para aquellos que rezan... si dios nos ha creado a su imagen y semejanza, o bien no tenía muy buena mano con la escultura...o el también era un hijo "del cosmos", y su mente estaba asimismo desordenada, pues nos ha creado para que nos destruyamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario